PREPARACION MENTAL

Cuando el área está limpia y preparada, debes de colocarte en seiza en el lugar que te corresponda y en esta posición, aprovechar el tiempo que quede antes de iniciar la clase para hacer un poco de Mokuso (meditación); Con los ojos cerrados, pegando la lengua al paladar, respiras profunda y lentamente, iniciando primero con una exhalación, de tal manera que puedas sacar todo el aire que tengas. Después, empiezas a inhalar tranquilizándote lo más posible y entonces continuas así, inhalando y exhalando profundamente, tratando de limpiarte mental, física y espiritualmente. Esta breve meditación, tiene como objetivo liberarte de tensiones y prepararte para recibir la clase con el ánimo adecuado.

 HAJIME MASHO, COMENZANDO LA CLASE.

Normalmente, cuando todo esta listo y los alumnos se encuentran   en seiza para iniciar, es cuando el profesor entra al Tatami y comienza la clase. Los alumnos reciben en silencio al profesor y esperan a que éste se coloque en su lugar, cuando él saluda con un zarei al Kamiza o Shomén, (lugar  más  importante  del  Dojo),  todos  saludamos  con  él,  después volteará hacia nosotros y le saludamos diciendo: ONEGAISHIMASU. Sólo  hasta  que  el  maestro  se  incorpora  y  regresa  a  seiza,  nosotros hacemos lo mismo. Cuando por alguna circunstancia no estemos dentro del tatami y se esté realizando alguna   ceremonia de inicio o término de clase, debemos detener   la actividad que estemos realizando y en señal de respeto colocarnos de pie con las manos pegadas a los costados del cuerpo. En esta posición esperamos a que los saludos finalicen y cuando así ocurre, podemos seguir con lo que estábamos haciendo. (Aún en los vestidores, en el momento de las ceremonias, es importante guardar silencio, sobre todo cuando los vestidores se encuentran cerca del área de práctica).

Si llegas a invitar a algún familiar o amigo a presenciar una clase, asegúrate de indicarle que, al estar con nosotros en el Dojo, él debe ponerse de pie al igual que todos y realizar en forma adecuada esta forma de cortesía.

Por: Fernando Román & Milton Nasimba(M:.N:.)

error: ¡El contenido está protegido!
en_USEnglish