En Aikido como en cualquier otra actividad, es natural que entre más veces faltes, menos aprenderás. Y aunque esto realmente sólo depende de ti y de la manera en que te organices, en nuestra organización hemos establecido, para asegurar un correcto desarrollo de todos los miembros, el poder faltar si es necesario y sin aviso previo, sólo hasta en tres ocasiones en forma seguida y siempre que te mantengas al corriente en tus cuotas.

Evita faltar, la inasistencia no sólo te perjudicará a ti, sino a todo tu grupo, ya que el Aikido busca el trabajo en unión, el formar una segunda familia. Al faltar por cuarta vez sin ningún aviso, se te dará de baja, por lo que es importante hacerte presente en el Dojo antes de que esto ocurra y si es necesario solicitar un permiso. (Si no puedes venir al Dojo por estudio, trabajo, enfermedad o algún fuerte compromiso, puedes informarnos de tu situación por medio de algún compañero o simplemente hablando por teléfono).

Si en algún momento definitivamente no puedes cumplir con un horario y una asistencia normal al Dojo y sin embargo estas resuelto a aprender Aikido, comunícalo a tu instructor, él te indicará que puedes hacer.

La organización cuenta con un plan donde se puede practicar en forma irregular, según las posibilidades de tiempo que tengas. Es mejor cumplir con una o dos veces al mes y desarrollarte poco a poco de acuerdo a la realidad,  que  tratar  sin  lograrlo  de  practicar  diario  o  dos  veces  por semana.

Así también, debes hacer todo lo posible por asistir a los diferentes eventos  que  ofrece  tu  organización,  e  inclusive  si  crees  que  puedes ayudar en los mismos, hazlo saber, seguramente encontraremos donde puedas apoyar. En Aikido se piensa que la cooperación, es la base de toda unión y permite un mejor desarrollo los practicantes. Además de la práctica  de  Aikido,  muchos  de  los  eventos  tienen  como  objetivo fortalecer nuestros lazos de amistad y fraternidad, encaminándonos hacia un completo desarrollo.

Si has contraído alguna enfermedad o te has lesionado, debes tomar todas las precauciones, incluyendo si es necesario el abstenerte de practicar. Sin embargo, si aún estando enfermo puedes salir de casa sin problemas, es recomendable intentar ir al Dojo para observar la clase y no perder el seguimiento de la práctica, (Mitori Geiko). De esta manera apoyarás mediante tu presencia, el espíritu de unión y  constancia en el Aikido, en todo caso, el instructor te indicará que puedes o que debes hacer.

Los permisos para no asistir al Dojo temporalmente, sólo pueden concederse hasta por dos meses, más tiempo será motivo de baja y se deberá cubrir reinscripción para ingresar de nuevo a clases. Si nuestro instructor considera que tenemos el nivel suficiente, debes presentarte a examen con todo lo necesario y con una hora anticipación al mismo. Este tiempo de reconocimiento y preparación, te permitirá relajarte  y  evitar  tensiones,  nervios  u  otro  tipo  de  problemas  que  te podrían perjudicar para la presentación de un buen examen.

Por: Fernando Román & Milton Nasimba(M:.N:.)

error: ¡El contenido está protegido!
es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish